Bicicletada: “La Casa de Campo en Otoño”

Recorrimos algunos de los bosques de rivera de hoja caduca que bordean los barrancos y arroyos que surcan la Casa de Campo.

Nos reunimos frente a la salida del metro de Lago a eso de las 11:00. Tras una pequeña introducción, Antonio nos condujo al Lago. Nos dijo que va a ser desecado para su renovación y nos habló del enclave cuando la casa de Campo era una propiedad de la realeza, que adquirió Felipe II en el siglo XVI. La II República requisó esta propiedad a Alfonso XIII y se la cedió al pueblo de Madrid. Entre las muchas curiosidades, nos contó que el actual aparcamiento que hay entre el Lago y las pistas deportivas, era otro lago en el que la realeza patinaba cuando el frío congelaba sus poco profundas aguas.

A continuación fuimos por el paseo de los Plátanos hasta llegar al Arroyo del Rey para remontar su cauce seco de suave pendiente, estrecho y lleno de recodos cuya caprichosa vegetación convierte en únicos. Desde allí, llegamos a la Tapia, donde observamos diferentes elementos arquitectónicos que diseñó el Arquitecto Francesco Sabatini, entre ellos rejas instaladas para que el agua pudiera pasar a través del muro manteniendo la privacidad de la gran finca. Siguiendo la tapia nos encontramos con el Arroyo de Meaques, en el que pudimos contemplar el más espectacular de los puentes en el que dejó su impronta dicho autor: “El Puente de la Culebra”. 

Por último, acompañamos el cauce del arroyo bordeando el  Zoo hasta regresar otra vez al Lago.

Tuvimos la suerte de disfrutar de un precioso día de otoño…

Muchísimas gracias a Antonio y su familia, que nos han regalado otro día diferente y muy divertido.

Si queréis ver fotos y vídeos, seguid bajando… A lo mejor la próxima vez os animáis.

Authors

3 Comments

*

Top